10 consejos para mejorar el rendimiento sexual masculino

Le pedimos y exigimos mucho al pene, pero rara vez pasamos tiempo cuidando su bienestar. Estos 10 pasos te ayudarán a mantenerte sexualmente sano durante mucho tiempo. Mantén un peso y una dieta saludables, reduce el estrés, haz ejercicio, evita el tabaco y el alcohol, ten una vida sexual activa, mantén una relación saludable con tu pareja y disfruta de suficiente sueño de calidad.
mejorar rendimiento sexual masculino
El pene es realmente un órgano notable. Es el único órgano que puede alterar su forma, tamaño y constitución en cuestión de nanosegundos. Pero sin brindarle mucho cuidado, suponemos que continuará funcionando para nosotros.

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para durar más en la cama con erecciones fuertes >>>

Desafortunadamente, la capacidad del pene de hacer su trabajo se ve afectada por muchos factores de salud y, sin el debnido cuidado, se hará menos eficaz con cada década que pasa.

La buena noticia es que puedes mantener tu salud sexual y un funcionamiento saludable de tu pene a lo largo de tu vida. Con un poco de trabajo, incluso puedes mejorar tu salud sexual y rendimiento.

Consejos para mejorar la salud sexual masculina

1. Mantén un peso saludable

La obesidad literalmente te roba tu hombría y reduce los niveles de testosterona en el cuerpo. La grasa abdominal convierte tu testosterona de la hormona masculina a la hormona femenina estrógeno. También es más probable que tengas depósitos de placa grasa, que obstruyen tus vasos sanguíneos, desde la arteria hasta el pene, lo que hace más difícil desarrollar y mantener una erección de buena calidad.
maestro del orgasmo
2. Come bien

Los alimentos sanos y naturales evitan la acumulación de depósitos dañinos de la placa dentro de tus vasos sanguíneos que comprometan el flujo de sangre al pene. Las opciones dietéticas deficientes con las comidas que son cargadas en calorías y nutricionalmente vacías crean arterias obstruidas y afectan grandemente la función sexual. Lee también Revisión del programa Maestro del Orgasmo en pdf

3. Minimiza el estrés

El estrés provoca la liberación de las hormonas adrenalina y cortisol. La adrenalina estrecha los vasos sanguíneos, lo que afecta negativamente las erecciones. Si alguna vez has experimentado “ansiedad de rendimiento”, fue principalmente debido a la liberación de adrenalina en respuesta al nerviosismo.

La secreción excesiva de cortisol, que ayuda a impulsar el apetito, causa la acumulación de grasa del vientre malsano.

4. Elimina el tabaco

Además de causar cáncer, el tabaco estrecha los vasos sanguíneos, disminuye el flujo sanguíneo, disminuye el suministro de oxígeno, y también promueve la inflamación, comprometiendo cada órgano en tu cuerpo.

5. Consume alcohol con moderación

En pequeñas cantidades, el alcohol puede aliviar la ansiedad y actuar como un vasodilatador (aumenta el flujo sanguíneo) y en realidad puede mejorar la función eréctil. Pero en grandes cantidades, puede ser un factor de riesgo importante para la disfunción eréctil.

6. Duerme bien

Dormir tiene una función restauradora vital ya que tanto el cerebro como el cuerpo requieren de este tiempo de inactividad importante. La privación del sueño causa una interrupción en las funciones endocrinas, metabólicas e inmunitarias, los niveles de leptina resultantes (supresor del apetito), aumento de los niveles de ghrelin (tu estimulante del apetito), aumento del cortisol y aumento de los niveles de glucosa (mayores cantidades de azúcar en el torrente sanguíneo). Si estás agotado, tu pene va a estar cansado también.

7. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio tiene un efecto notable en la función sexual. Reduce el estrés, mejora el estado de ánimo, evita la fatiga y aumenta la energía. A largo plazo, reducirá el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón, apoplejía, presión arterial alta, algunos tipos de cáncer, osteoporosis, problemas médicos crónicos y discapacidad física.

El ejercicio hace que tu corazón sea una bomba mejor y más fuerte, tus vasos sanguíneos más elásticos y tus músculos más capaces de usar oxígeno. Los ejercicios que trabajan los músculos involucrados en el sexo – los músculos de la base, los rotadores externos de la cadera y los músculos del suelo pélvico – mejorarán su rendimiento.

8. Fortalece tus músculos del piso pélvico

Los músculos del suelo pélvico juegan un papel vital con respecto a las erecciones y a la eyaculación. Cuando te estimulas sexualmente, los músculos del suelo pélvico se activan y se ponen en contacto para mantener la rigidez del pene y una erección que se eleva hacia el cielo.

Estos músculos son responsables no sólo de obtener el pene estimulado de un estado tumescente (regordete de sangre) a un estado de rigidez similar al hueso, sino también de mantener ese estado rígido y de ser el “motor” de la eyaculación.

Numerosos estudios científicos han documentado los beneficios de los ejercicios pélvicos, conocidos como “Kegels”, en el manejo de la disfunción eréctil.

9. Permanece sexualmente activo

Usa tu pene. Puedes ayudarlo a mantenerse en buena forma al usarlo regularmente. Estudios científicos han demostrado claramente que los hombres que son más sexualmente activos tienden a tener menos problemas con la disfunción eréctil a medida que envejecen.

10. Mantén una relación saludable

Se necesitan dos para un tango, por lo que la armonía de la relación va a influir fuertemente en el buen funcionamiento sexual, así como la discordia y las cuestiones interpersonales pueden contribuir profundamente a la eyaculación precoz. La conexión mente-cuerpo es de inmensa importancia en la función sexual.

3 técnicas naturales para evitar la eyaculación precoz

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para durar más en la cama con erecciones fuertes >>>

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *