Consejos naturales para eliminar el mal olor corporal

El olor corporal comienza con ciertos tipos de sudor. Las glándulas sudoríparas o las glándulas ecrinas desprenden un sudor claro y de olor neutro, que refresca el cuerpo a medida que se evapora. Las glándulas apocrinas, concentradas en las axilas y los genitales, secretan una sustancia que alimenta a las bacterias, causando olores fuertes. La excitación sexual, el estrés, la ovulación y la ira pueden hacer que las glándulas apocrinas se pongan en marcha. Algunas enfermedades hacen que el cuerpo produzca olores particulares y también las drogas como la venlafaxina y el bupropión.
curar mal olor corporal
Aquí hay algunos consejos naturales para deshacerse del olor corporal:

1. Considera el Botox:

Menos sudor generalmente se traduce en menos olor, simplemente porque hay menos humedad para mezclar con las bacterias. Si haz probado los antitranspirantes fuertes de prescripción pero todavía estás mojas a través de tus camisas, podrías beneficiarte al aplicarte inyecciones de Botox debajo de tus brazos (y quizás en tus palmas).

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para terminar con la sudoración excesiva >>>

Los tratamientos de Botox temporalmente bloquean la sustancia química que activa las glándulas sudoríparas del cuerpo por lo que la persona suda hasta un 87% menos durante 4 meses a un año.

2. Cambia tu dieta:

Seguramente sabes que los alimentos y las especias con aromas fuertes como la cebolla, el ajo y el curry pueden darte mal aliento, pero el olor también puede pasar a través de los poros por horas después de haber comido. Si estás comiendo una dieta ligera y todavía estás luchando con el olor corporal, pon unas gotas de aceite de menta en su lengua. El pensamiento es que los componentes del aceite se excretan a través de las glándulas sebáceas, mejorando el olor.
adios sudor
3. Reduce tus niveles de estrés:

Cuando haces más ejercicio o te calientes, las glándulas sudoríparas producen una sustancia acuosa diseñada para regular la temperatura corporal. Pero el estrés emocional desencadena diferentes glándulas de las glándulas apocrinas, que se encuentran principalmente en las axilas y la ingle y que secretan un líquido lechoso. Este líquido está hecho de lípidos o agua, por lo que es un verdadero banquete para las bacterias que causan olores y por lo tanto se desarrolla el olor corporal. La meditación, el yoga y otras prácticas calmantes pueden ayudar.

4. Usa telas transpirables:

Naturalmente, las telas derivadas como algodón, sedas y lanas tienen más transpirabilidad que la mayoría de los materiales artificiales como el rayón o el spandex, según una investigación publicada en Microbiología del Ambiente y otras revistas. Pero cuando se trata de ropa de entrenamiento, busca materiales sintéticos que absorben la humedad.

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para terminar con la sudoración excesiva >>>

5. Afeitarse las axilas:

Incluso los hombres deben abandonar las axilas naturales. Las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos, y el pelo de la axila puede crear un hábitat pantanoso ideal. La suciedad y la grasa pueden acumularse si no te afeitas, puede promover el crecimiento de bacterias que causan olores.

6. Aplica vinagre de sidra de manzana:

El ácido, como el que se encuentra en el vinagre de manzana o el jugo de limón, inhibe el crecimiento de bacterias, incluyendo el tipo que hace que el sudor sea excesivo. Sólo teng cuidado y úsalo con moderación: Mientras que el vinagre de manzana y el jugo de limón pueden ayudar a reducir los niveles de bacterias que causan olores en la piel, pueden causar irritación de la piel. Así que si decides colocarte algunas gotas en las axilas, hazlo con una bola de algodón o añade una cuantas gotas a tu agua del baño, asegúrate de que no tienes cortes menores o raspaduras. El hamamelis y el aceite de árbol de té también se cree que son antimicrobianos.

7. Prueba algunas hierbas:

La savia es una deliciosa adición tanto a los alimentos dulces como salados, y resulta que también puede ayudar con el mal olor corporal (cuando se aplica un extracto por vía tópica). El aceite de romero puede funcionar de manera similar, ya que se ha demostrado que es antimicrobiano y “refrescante”. (No hay palabra todavía sobre el perejil o el tomillo.)

Come los alimentos adecuados para prevenir el olor corporal:

Come mucha espinaca, acelga y col rizada. Los vegetales de hoja verde son ricos en clorofila, que tiene un poderoso efecto desodorante en tu cuerpo.

Consume algunas ramitas de perejil, el cual tiene propiedades anti-olor. También puedes hacer té de perejil remojando una cucharadita de perejil fresco picado en una taza de agua durante cinco minutos. Dejas enfriar un poco antes de beberlo.

Prueba el jugo de pasto de trigo, vendido en tiendas de alimentos saludables. Advertencia: Tiene un sabor muy fuerte, y algunas personas sienten náuseas la primera vez que lo prueban. Comienza con 30 ml o dos cucharadas de jugo de hierba de trigo en 200 ml (3/4 taza) de agua, luego aumenta la proporción de jugo en degustaciones posteriores. En la primera prueba, es aconsejable probar esta bebida con el estómago vacío en caso de que tu estómago reaccione exageradamente.

Compra tabletas que contengan clorofila. Hay muchas marcas en el mercado, hechas de plantas como algas marinas, hierba de cebada, y algas verde-azuladas. Consulta la etiqueta para la recomendación de dosificación o consulta a tu médico.

3 remedios naturales para combatir el mal olor corporal:

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para terminar con la sudoración excesiva >>>

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *