Repare sus cartílagos y proteja su movilidad con estas recomendaciones

¡Las articulaciones son las estructuras más notables que posee nuestro organismo! Cada articulación está diseñada específicamente para realizar un movimiento exacto que le permita a nuestro cuerpo funcionar en toda su capacidad. Y a pesar que los huesos en ocasiones suelen friccionarse entre sí ocasionando un desgaste del mismo, tenemos cartílago para protegerlos y para que se muevan sin problemas. Los cartílagos son una combinación de proteínas y azúcares que puede soportar una gran cantidad de peso o presión. Una rodilla, por ejemplo, tiene que soportar 400 LBS de presión mientras corre, así la persona pese solo 100 LBS.

Las articulaciones son un fluido viscoso, muy similar al aceite de motor o grasa, que las mantiene lubricadas, juntas y evita el desgaste. También tiene la facultad de ser como el almidón, pues se endurece con la presión y protege al cartílago cuando sufre algún daño al menor impacto.

>>> revise aquí el mejor tratamiento natural para aliviar la artritis >>>

Otra facultad maravillosa que tienes las articulaciones es que se pueden reparar a sí misma. En el caso del cartílago, ellos poseen unas células llamadas “condrocitos” quienes son las responsables de promover la curación y reparación en la membrana.

Pero como todo con el avance de la edad muchas funciones de nuestro cuerpo se ralentizan y por ende su respuesta. Afortunadamente existen muchos mecanismos para detectar las fallas y también procedimientos capaces de estimular la regeneración que eviten la inevitable disminución de la función de las articulaciones a medida que se envejecen.
domine su artritis
Nuestro cuerpo es nuestro hogar y como una casa necesita reparaciones porque las cosas se desgastan con el tiempo, todo necesita atención y cuidados. Puede que no su caso no requiera una reconstrucción completa porque solo siente dolores leves o casi ninguno. Sin embargo, es importante que recuerde que cualquier actividad que soporte peso, como caminar, por ejemplo, ejerce una gran presión sobre las articulaciones. Entonces, al igual que una casa, las articulaciones deben repararse constantemente. Ahora bien, aclarada la relevancia que tiene cuidar de todo nuestro organismo, nos toca precisar que es lo que “no” debemos hacer cuando deseamos reparar las articulaciones y los cartílagos.

Es irónico, un estudio reveló que los fármacos que se prescriben para tratar el dolor articular en los pacientes con artritis, impiden que las articulaciones se reparen. Resulta que los NSAID, incluyendo aspirina, ibuprofeno, naproxeno, inhibidores de COX2 (Celebrex, Mobic) y demás, inhiben las prostaglandinas que causan inflamación, lo que a su vez disminuye el dolor, el enrojecimiento y la hinchazón que provienen de las lesiones en los tejidos.

Sin embargo, estos medicamentos antiinflamatorios también previenen el aumento del flujo sanguíneo que lleva el oxígeno a las células sanadoras y de allí a los tejidos, así como previene la formación de colágeno, la proteína fuerte que se necesita para curar tejido fibroso como huesos, tendones y articulaciones. Sin importar la cantidad que tome, así sea una muy pequeña. Esas dosis coartan la regeneración de articulaciones y cartílago. Así que, si es posible que pueda evitar el consumo de estos medicamentos mucho mejor.

Pero no se agobie, porque hay alternativas que le pueden ayudar a canalizar el dolor que le aqueja. Existen suplementos que no solo combaten el dolor, sino que también promueven el proceso regenerativo. Son antiinflamatorios naturales, lo mejor es que están a su alcance y son:

  • Aceites Omega-3
  • Cúrcuma (o curcumina)
  • Boswellia (incienso)
  • Corteza de sauce blanco

Adicionalmente a las recomendaciones anteriores, existen ciertos suplementos, que han producido un poco de controversia porque al ser formulas conjuntas o combinadas, a las personas les genera algo de inquietud sobre los riesgos que pudiesen tener. Los suplementos contienen glucosamina, condroitina y MSM, entre otros compuestos. En la generalidad de los casos estos componentes no ocasionan efectos adversos, pero mejor echemos un vistazo.

Sulfato de glucosamina
A muchos pacientes artríticos se les suele prescribir el uso de glucosamina, para mitigar el dolor. Lo idóneo es que el médico tratante recomiende también una dieta baja en glucosa para no inhibir la absorción, el metabolismo y la acción de la glucosamina. Esto implica no tener azúcares o almidones adicionales en el organismo. La idea es mantener los niveles de glicosaminoglicanos estables para fomentar un nuevo tejido conjuntivo, necesario para reparar las articulaciones.

Condroitina
Uno de los componentes naturales del cartílago es la condroitina. Por sí sola, ella no puede reestructurar las articulaciones; más que todo se recomienda su uso para dar a los condrocitos (células de reparación de cartílago) las herramientas necesarias para incentivar las regeneraciones necesarias en articulaciones y cartílagos.

MSM
domine su artritis
El colágeno es una fibra muy fuerte (se dice que más fuerte que el acero). Sin embargo, necesita enlaces cruzados de azufre en cada una de las fibras para lograr su contextura resistente. La falta de colágeno se manifiesta en cualquier persona y en edades indistintas. Su deficiencia inocua la capacidad para reticular las fibras, lo que suscita la aparición de la queratina, la cual es una proteína similar a la que compone el cabello, las uñas y la piel. Lo desfavorable es que la queratina no es tan fuerte como el colágeno, por lo que la reparación realizada por este tejido cicatricial se daña fácilmente y se vuelve a lesionar.

En fin, volviendo a las sugerencias para fomentar la reestructuración de nuestros cartílagos y articulaciones, es imperativo que no descarte la oportunidad de ejercitarse, entre más lo haga más posibilidades tendrá de promover la reproducción de los “proteoglicanos” quienes son vitales para la construcción de nuestras coyunturas. Otra sugerencia es el consumo diario de batidos naturales a base de cambur, avena y canela… Tome jugos cítricos como de naranja, limón, manzana verde, para estimular el colágeno y balancee su dieta en general incluya germinados y pescados.

2 remedios caseros para aliviar el dolor de la artritis reumatoide

En el libro Domine su Artritis aprenderá el secreto de los chinos para aliviar esta condición….estos son remedios caseros que realmente funcionan…– Haga click aquí para comenzar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *