Plan de dieta y recomendaciones: alimentos que puede comer si sufre de Gastritis

Ahora que conoce los alimentos que no debe consumir porque con ellos empeora los síntomas de la gastritis, es propicio que tenga una idea general de los que sí puede ingerir con miras a que su estado de salud mejore, para que tenga un poco de calidad de vida.

Ya que sentirse mal constantemente va deteriorando paulatinamente no solo nuestra fortaleza física, sino que también nuestras relaciones con todo lo que nos rodea, porque seamos claros padecer de gastritis no es sencillo, esa molestia constante altera todos nuestros sentidos, más si está acompañada de ese ardor que pareciese que nos quema el alma.

A continuación le proporcionaremos una pequeña guía de los productos permitidos, pero es importante que no se aventure en solitario a incluirlos en su dieta sin antes consultarlo con su médico tratante:

Antioxidantes: los alimentos con alto contenido de vitamina C, vitamina A y flavonoides, han demostrado ser unos antinflamatorios en potencia. Muchísimas investigaciones previas demuestran su potencial para reducir la inflamación del revestimiento estomacal, dimitiendo así los riesgos de los trastornos digestivos. Las mejores fuentes de antioxidantes son las frutas y verduras frescas de colores brillantes. Entre ellas podemos enumerar a las cebollas, el ajo, la calabaza, los pimientos, las verduras de hoja verde, alcachofas, espárragos, apio, hinojo, vegetales de mar, jengibre, cúrcuma, verduras crucíferas, bayas, manzanas y arándanos.

Los probióticos: Estos incluyen vegetales cultivados, kombucha, yogur y kéfir, que tienen una multitud de efectos beneficiosos en casi todos los aspectos del cuerpo. Los probióticos ayudan a disminuir la inflamación, regulan los movimientos intestinales y controlan las reacciones a las alergias alimentarias. Las bacterias probióticas como la Lactobacillus bulgaricus, tienen la facultad de regular la cantidad de ácido estomacal que se produce, lo que a su vez minimiza los síntomas de la gastritis.

El Regaliz: es un remedio muy popular y tradicional para tratar los diferentes tipos de dolencias digestivas. La raíz de regaliz contiene un compuesto llamado glicirricina, el cual es muy conocido por sus efectos antiespasmódicos, además se le atribuye la capacidad de fortalecer las paredes estomacales. Otras propiedades que se le asignan a este compuesto son funge como antiinflatorio, antioxidante y antimicrobiana.

Alimentos ricos en fibra: la fibra ha demostrado ser beneficiosa para menguar la gastritis y otros trastornos digestivos hasta en un 60 %; así lo demuestra un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard. Las fuentes más importantes de fibra incluyen nueces como las almendras, semillas como chía o lino, legumbres / frijoles remojadas y granos enteros germinados.

Grasas y proteínas saludables: las principales fuentes incluyen carne (proveniente de ganado alimentado con pasto sin ningún aditivo químico), pescado, huevos y pollo (aves de corral alimentadas sin componentes químicos). Las grasas y proteínas saludables pueden ayudar a reparar la pared intestinal y aminorar la inflamación. Los pescados, como el salmón o las sardinas, además de ser proteínas, son fuente inagotable de omega-3. Otro grupo de grasas saludables y que no deben faltar en su dieta son el coco, el aceite de oliva, y el aguacate.

Ante todo, este conocimiento el próximo paso sería armar su plan de dieta y estructurar su menú diario. Pues en eso también le vamos a ayudar, no pierda detalle de la lista que a continuación describimos:

Bebidas: tome de seis a ocho vasos de agua diariamente y aléjese de las gaseosas o de cualquier otra que pueda irritarle el estómago.

Panes y almidones: puede consumir de seis a 10 porciones de los siguientes panes y almidones:

  • 1/2 taza de pasta cocida, fideos o macarrones
  • 1/2 taza de arroz cocido o crema de arroz
  • 1/2 taza de crema de trigo o avena
  • 3/4 taza de cereal seco
  • 1/2 taza de puré de papas
  • 1 rebanada de pan
  • 6 galletas saladas
  • ½ taza de pasta cocida
  • ½ taza de arroz cocido
  • ½ taza de crema de trigo o avena
  • ¾ taza de cereal seco
  • ½ taza de puré de papas
  • 1 rollo mediano o moño
  • 1 rebanada de pan
  • 6 galletas saladas

Frutas: consuma de dos a cuatro porciones de las siguientes frutas:

  • 1 manzana mediana, pera, melocotón o naranja
  • ½ taza de puré de manzana o fruta enlatada
  • 15 uvas
  • 1 kiwi
  • 1 ¼ taza de melón o bayas
  • ½ taza de jugos suaves
  • 1 plátano pequeño

Verduras: consuma de dos a cuatro porciones de la lista a continuación:

  • ½ taza de verduras cocidas
  • 1 taza de verduras frescas
  • 2 tazas de ensalada verde
  • Carne o sustitutos: Coma de dos a cuatro porciones:
  • 1 taza de cazuela de alimentos aprobados
  • ½ taza de requesón bajo en grasa
  • 2 cucharadas de mantequilla de maní
  • 2 onzas de queso semi duro bajo en grasa
  • 2 huevos cocidos revueltos o blandos
  • 2 a 3 onzas de carne tierna, pescado, mariscos, pavo o pollo
  • 3 onzas de tofu
  • Leche y productos lácteos (descremados) : consuma de dos a tres porciones:
  • ½ taza de natillas o pudin
  • ½ taza de helado bajo en grasa o leche helada
  • 1 taza de leche baja en grasa o bebida láctea
  • 1 taza de yogur bajo en grasa

Sopas: Coma hasta tres porciones de una taza de caldo o consomé.

Grasas: consuma de dos a cuatro porciones de la lista a continuación:

  • 1 cucharadita de mantequilla o margarina
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 cucharada de aderezo para ensaladas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.