¿Cuáles son los tipos de herpes que existen?

El herpes está dentro de la clasificación de enfermedades infecciosas inflamatorias que se caracteriza por la aparición de vesículas pequeñas y agrupadas en forma de racimo causando lesiones cutáneas incómodas con sensación de ardor localizado y en algunos casos dolorosas. Esta afección es causada por la aparición de un virus denominado virus herpex simple o virus herpes hominis. (VHP-1). Estas lesiones se localizan generalmente en la cara (labios y boca) o en la parte superior del cuerpo. En el caso del (VHS-2) las lesiones se manifiestan en los genitales. Hay que diferenciar el herpes simple del herpes zoster ya que este último es una entidad nosológica distinta.

El nombre “herpes” viene del término griego “herpein” cuyo significado es “serpiente” y se referencia en torno a las lesiones en forma de serpiente que causan algunos de estos agentes infecciosos.
protocolo del herpes
A diferencia del herpes genital, el herpes labial no está clasificado dentro de las enfermedades de transmisión sexual. La infección del herpes labial suele ocurrir en muchos casos durante la niñez y es altamente contagiosa a través del contacto directo o indirecto con el líquido contenedor que se encuentra dentro de las vesículas de la lesión por lo que se debe poner especial atención en la exclusividad del uso de cubiertos y vasos de las personas contaminadas.

En el VHS-2 o herpes genital la transmisión se efectúa directamente a través de las relaciones sexuales sin la protección adecuada. Esta forma de transmisión está muy por encima de que se tengan o no vesículas visibles, bástese con que una de las personas esté infectada.

En ninguno de los casos existe un tratamiento definitivo que elimine por completo la infección aunque hay medicamentos que reducen la frecuencia de la reincidencia ocasional por lo que las observaciones preventivas son muy importantes. El tratamiento profiláctico preventivo consiste en el mantenimiento aislado de las partes afectadas tratando en lo menos posible el contacto directo con las lesiones.
protocolo del herpes
Otro tipo de herpes conocido aunque menos frecuente sobretodo en los niños y en los adolescentes con sistemas inmunitarios sanos es el herpes zoster. El mismo es causado por una infección viral de los nervios que se encuentran justamente casi en la superficie de la piel. El virus causante del herpes zoster es el mismo que causa la varicela por lo que resulta muy contagioso. Durante la adolescencia la aparición de herpes zoster es bastante común y la infección suele ser mucho menos dolorosa que en los casos de gente de más edad. Aparece en una franja de piel que generalmente se sitúa entre el pecho y la espalda presentando ampollas y piel irritada pero pudiera afectar también otras partes del cuerpo como la cara y cerca de los ojos. Este tipo de herpes se conoce comúnmente con el nombre de “culebrilla” y suele generalmente desaparecer solo y en un término de un mes. Una de las características post herpes en este caso suele ser el dolor persistente que queda debajo de la piel semanas después que haya desaparecido la lesión. Este tipo de secuela se denomina “neuralgia post-herpética”.

En relación a los diferentes tipos de herpes clasificados se conoce la existencia de 8 tipos de virus existentes y pertenecientes a la familia d los virus “herpesviridae” que responden a las infecciones sensibles de los seres humanos y están clasificados dentro del espectro de VHS 1 (herpes labial), VHS II (herpes genital) y VHS III (herpes zoster) hasta el VHS 8.

Entre los síntomas más comunes encontramos las molestias que suelen manifestarse con un simple prurito acompañado con una sensación de hormigueo. En algunos casos la aparición de fiebre, dolores intensos localizados y malestar gastrointestinal pudiera presentarse.

Es muy importante que usted sepa que cualquier síntoma relacionado con la aparición de esta enfermedad debe ser inmediatamente reportada a su médico de confianza. La prevención aunque difícil es precisa sobretodo ante la presencia de personas infectadas. Recuerde que existen tratamientos adecuados de fórmula médica y que la alternativa de la medicina natural no debe pasarse por alto. Por último es importante que observe las siguientes recomendaciones:

  • Las personas infectadas con VHS II, deben evitar cualquier tipo de contacto sexual hasta que hayan recuperado su salud.
  • Recuerde que el VHS II es indiferente ante el uso de preservativos (condones).
  • Si se presentan vesículas húmedas, no las toque y si llegara a tener contacto accidental, lávese muy bien las manos con agua y jabón.
  • Recuerde siempre lavarse bien las manos después de ir al baño.
  • Nunca se frote los ojos sin lavarse las manos y nunca moje con saliva un lente de contacto.
  • Si presenta vesículas infecciosas trate en lo posible de no besar a nadie, sobretodo a los bebés.

Por último recuerde que el herpes labial es relativamente una enfermedad común, pero aun así, tenga siempre contacto con su médico para que él sea siempre el que prescriba el tratamiento adecuado.

Haz click aquí y Revisa el sistema El Protocolo Definitivo del Herpes el mejor tratamiento natural y holístico para el herpes

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.