5 preguntas que nunca debes hacer en la primera cita

La primera cita, es el momento en que más expuestos estamos, el no saber cómo actuar ni que decir, nos genera una ansiedad cargada de adrenalina indescriptible.

Y en ocasiones, esa vergüenza nos lleva a decir o hacer cosas que no pretendíamos. Dar una buena primera impresión es crucial. Dominar los nervios es imperativo, ya que la vergüenza puede marcar la diferencia entre ir a una segunda cita o no.

Pero además de la vergüenza, hay otra cosa que preocupa a las personas cuando se trata de la primera cita: qué preguntas hacer. Seguramente querrás saber todo sobre esa persona, y aunque terminaran conociéndose de seguir saliendo juntos, siempre en la primera cita se quiere saber todo de una vez, es algo inevitable.

Pese a la curiosidad que puedas sentir es importante que la controles y tengas presente ciertas recomendaciones de temas que no es conveniente que abordes en la primera cita, ese día simplemente ocúpate de ser tu misma, es decir, auténtica.

¿Cuánto dinero ganas?

Si hay algo que ni por error se debe tocar en la primera cita es este tema. Ya sea hombre o mujer, sin importar género, se va a ofender por igual. Es loable que desee saber cuánto gana para conocer sus condiciones de vida, pero en la primera cita no lo haga. Ya habrá tiempo para eso más adelante. En lugar de ello, haga algo más sutil, pregúntele a que se dedica. Lo que hace, si les gusta, si están buscando otros trabajos, etc… Esto evade por completo la pregunta directa de ¿cuánto ganas? Pero igual te muestra un panorama amplio de sus ingresos.

Los “ex”

¡absolutamente imperdonable! El tema de los “ex” es delicado, es como nadar en aguas profundas, y para una primera cita es como hacer deportes extremos. Si bien es cierto, que conocer lo que ha pasado en sus relaciones anteriores sirve para hacer un pequeño bosquejo de lo que puede pasar contigo, también es cierto que puedes remover fibras que pueden sensibilizar a la persona. Pero entiende algo cada persona es diferente, y las situaciones por ende lo son. Lo que no funcionó para otros no tiene por qué pasarte a ti. Este es un capítulo nuevo en la vida de ambos, y del pasado solo traigan la experiencia para no volverlo a repetir. Relájate y disfruta de tu encuentro.

Preguntas sobre el futuro

Lo único que lograrás al hacer esta pregunta es espantar a la otra persona. Evidentemente que Él / ella no sabrá qué responder, más bien le pondrás en un aprieto porque dirá para sus adentros ¿qué le digo “contigo” o con otra persona? ¿Porque buscar lo que quieres escuchar? Esa será la respuesta más falsa que puedas recibir. ¡¡Mejor quédate en el instante, mañana ya veremos no presiones!!

Pedir opinión en relación a tu apariencia

Es maravilloso recibir cumplidos, pero pedirlos, es realmente denigrante. Porque le mostraras que no estás segura de tu apariencia. Lo que más atrae a otros es la seguridad que podemos irradiar, porque restarte valor pidiendo un cumplido, que será más por cortesía que por otra cosa. Deja que la otra persona se exprese libremente, sino te lo dijo anteriormente es porque quizás el/ella también está en el mismo estado de nervios que tú.

Preguntar sobre la familia

Nada de eso, la primera cita es solo para charlar sobre ustedes, existen un sinfín de temas que abordar, incluye gustos, hobbies, comida, deportes, entre otros. Deja de lado las preguntas sobre la familia u otras personas, concéntrate en la persona que está frente a ti. ¡¡Por favor céntrate!!


Último consejo: sé positivo  …
Esto significa no hablar de un mal día en el trabajo, una mala relación con tu mejor amigo … enfócate en ser feliz, disfrutar de la compañía, coquetea, ten una conversación trivial pero divertida, que esa primera cita no sea un interrogatorio, permite que ambos se sientan cómodos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.