¿Cómo tener sexo tántrico?

Tantra es una rama del yoga dedicada a los aspectos sexuales, ideal para aquellos que están en un viaje espiritual, dispuestos a ver las relaciones sexuales como algo más que carnal, es más bien una herramienta para el crecimiento individual y en pareja. El concepto es fácil de transmitir, la parte difícil es llevarlo a la práctica.

El sexo tántrico no se trata de decir: ¡Ok, vamos! Implica mucho más, porque requiere de una preparación mental. Es por ello, que para las personas que han practicado la meditación y la relajación, se les hace un poco más fácil ponerlo en práctica.

El objetivo final de este tipo de encuentro no es un orgasmo simplemente, es más bien, alcanzas otro nivel espiritual, es todo un viaje. Por eso es que en un principio puede ser difícil, más no es una tarea titánica.

>> aprende aquí paso a paso cómo ser el amante perfecto para satisfacer a las mujeres.

La práctica del sexo tántrico toma su tiempo, por lo que debes preparar el ambiente, crear una atmósfera relajante para que puedas desconectarte y comenzar la aventura de los sentidos, no es una práctica que debas hacer si estás buscando un “rapidito”. Además, dominar este arte puede llevar meses e incluso años, todo depende de la evolución de la pareja.

La iniciación se basa en ejercicios sencillos pero que requiere de su máxima concentración, para obtener los resultados que se esperan, pero comencemos por facilitarte está pequeña guía que te ayudará a adentrarte en un terreno que te va a proporcionar beneficios en muchos aspectos, entre ellos el sexual:
perfecto amante

Concentrarse en la respiración

Para empezar, siéntese uno frente al otro y comience a concentrarse en su respiración, buscando que ambos se relajen. Mientras uno respira y el otro exhala, sentirán cómo la energía fluye a través de sus cuerpos, dominar la respiración es vital para cualquier tipo de meditación, incluido el sexo tántrico.

El arte de acariciar

Explorar es básico en el sexo tántrico, por lo que debes comenzar a acariciar a tu pareja suavemente, transitando todo su cuerpo sin prisas, dar y recibir erotismo y pasión son sensaciones que se transmiten de forma natural a través de tu toque. Para facilitar esta actividad puedes incorporar el uso de aceites balsámicos para hacerlo más fácil, también puedes optar por otros accesorios como por ejemplo las plumas para crear nuevas sensaciones.

Besos sin fin

Los besos generalmente se van dejando de lado a medida que las parejas van cumpliendo años juntos. Con el sexo tántrico vuelven a ser protagonistas. Un ejercicio extremadamente agradable para ambos, es que se acuesten cara a cara, y bese a su pareja, disfrute de la sensación. Incluya la boca, y sus zonas erógenas. Pero hágalo sin prisa, permita que el otro sienta el poder del deseo sexual a través de sus labios.

Penetración controlada

Después de besar deliciosamente, es evidente que ambos se sentirán muy excitados, y es muy probable que se produzca una penetración. Aunque con el sexo tántrico no se hace de la forma habitual. Cuando el hombre penetra a la mujer, él no se moverá solo busca que ella sienta el pene dentro de la vagina mientras continúa acariciando, en este punto el impulso de tener sexo convencional debe ser contenido. El pene saldrá de la cavidad vaginal y comenzará a jugar alrededor del órgano sexual femenino, está labora será acompañada de muchos besos y caricias, trate de calmar a su pareja, ya que el ejercicio busca prolongar la excitación y retrasar el clímax, para elevar el disfrute.

Contenga la eyaculación

El objetivo final del sexo tántrico es controlar y aprovechar al máximo la energía sexual, es por eso que debe evitar la eyaculación durante el mayor tiempo posible. Durante las rondas de penetración ambos deben controlarse para no alcanzar un orgasmo y disfrutar el placer del momento, combinar besos y caricias y concentrarse más, este paso es uno de los más difíciles y posiblemente le tome mucho tiempo dominar, pero con el trabajo y la meditación puedes alcanzar la meta del placer sin eyaculación.

El pico del placer

Después de muchos minutos, en niveles más altos, incluso horas, besos, caricias y penetraciones tántricas, ambos alcanzarán un nivel en el que la energía vendrá repentinamente, el pico de placer que viene con un orgasmo llenará su cuerpo y que no solo permanecerá en el área genital, sino que se extenderá por todo el cuerpo, provocando contracciones más fuertes y elevando el nivel de éxtasis.

perfecto amante
Como mencionamos el sexo tántrico no es una práctica simple, es por eso que la orientación es recomendable, ya sea a través de libros, clases o consultas, la idea es avanzar en una dirección que te permita disfrutar plenamente de tu energía sexual en pareja, llegando a un nivel mucho más alto que el promedio, y comenzar a disfrutar del sexo en otra perspectiva.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.