Tratamientos naturales para las pieles grasosas

Uno de los problemas más frecuentes que tiene la gente de piel grasosa es encontrar los productos adecuados para su cuidado. El mercado ofrece ciertamente una gama de productos con un costo muy elevado y no siempre con la garantía de que sus componentes cumplan con la regla adecuada de tener bajos contenidos en aceites. Las pieles grasosas requieren de tratamientos especiales y recomendados para obtener una apariencia limpia, sana, saludable y presentable. Recuerda que el impacto inicial a la hora de comenzar relaciones personales y laborales es esencial y definitivo para conseguir la meta que estas tratando de lograr.
remedios caseros acné quístico
A continuación voy a dejarte varias sugerencias naturales, fáciles de usar, económicas y naturales para que puedas hacerte una exfoliación casera, sin riesgos y con elementos que seguramente tienes a la mano en tu cocina o en tu jardín. Seguramente te resultarán muy útiles y despertarán tu curiosidad para seguir aprendiendo sobre el cuidado especial que estás necesitando tu piel grasosa.

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para la piel grasosa y para terminar con el acné >>>

Primeramente quiero reafirmarte que la exfoliación no es otra cosa que un método mediante el cual se remueven las células muertas de la piel, renovando su aspecto natural. Por ser un proceso delicado debes asegurarte de que los productos que uses no contengan abrasivos irritantes. Las recomendaciones siguientes están especialmente recomendadas para no maltratar la sensibilidad extra que tienen las pieles grasas.

La miel por ejemplo es uno de los ingredientes más usuales para tratar numerosos problemas de piel. Los antioxidantes que contiene remueven las células muertas y repara las dañadas. Ayuda a mantener tu piel hidratada y evita la acción adversa de los radicales libres presentes en la atmosfera que dañan superficial y profundamente la piel. La fórmula no es otra que aplicar con movimientos suaves y rotarios por dos o tres minutos y dos veces por semana una mezcla hecha con una cucharada de miel, dos de almendras molidas y media cucharadita de jugo de limón y enjuagarla luego con agua tibia. No pulverice las almendras, solo tritúrelas. Fácil, cierto?… Vamos entonces con otras recomendaciones:
acne no mas pdf
El limón contiene enzimas que ayudan a que la piel grasosa se mantenga firme y además ayuda a neutralizar el pH de la piel para que ella misma pueda deshacerse del exceso de aceite que caracteriza a este tipo de piel. Haga una mezcla con una cucharadita de jugo de limón, dos de azúcar moreno y unas gotas de miel, homogenice la mezcla y aplíquela también con movimientos suaves y circulares al menos por dos o tres minutos y enjuáguela con agua fría. Recuerde no remover la mezcla por un tiempo muy prolongado para evitar que los granos de azúcar se diluyan completamente y de aplicar una crema hidratante sin aceite después de la exfoliación. Úsela dos veces a la semana y obtendrá resultados asombrosos…!

Otro excelente exfoliante para pieles grasas es el polvo de lentejas rojas, la cúrcuma y el yogur. Esta mezcla la puedes preparar con dos cucharaditas de polvo de lentejas rojas, una pizca de cúrcuma y dos cucharaditas de yogur. Si no consigues el polvo de lentejas lo puedes preparar tú misma en casa con la ayuda de tu procesador de alimentos. Aplica esta mezcla exfoliante en las áreas de tu cara y cuello y déjala actuar por dos minutos frotando muy suavemente y enjuagándola luego con agua tibia. La textura de las lentejas te ayudará a exfoliar de manera fácil las células muertas de tu piel y la presencia de la cúrcuma mejora la circulación vascular y el yogur asegurará una producción de aceite mucho más baja. Exfolia tu piel con esta mezcla una vez a la semana. Si eres alérgico a los productos lácteos entonces puedes sustituir el yogur por agua de rosas.

Las cáscaras de naranja contienen compuestos que ayudan a reducir el contenido de aceites en tu piel aumentando el resplandor sano de la misma, mejorando y restituyendo el tono natural de la misma y no representa riesgo alguno para exfoliar pieles grasosas y sensibles. Mezcla una cucharada de cáscara de naranja en polvo (este polvo puedes hacerlo tú misma en casa dejando al sol las cáscaras de naranja por varios días y luego procesándolas para pulverizarlas una vez que estén bien secas), una cucharadita de miel y una pizca de polvo de cúrcuma. La aplicación es la misma que en las recomendaciones anteriores masajeando suavemente por tres o cuatro minutos, retirando con agua fría y repitiendo la operación dos veces a la semana.

La papaya también ofrece ventajas asombrosas para la exfoliación de la delicada piel grasosa. Las enzimas contenidas en este fruto limpian, exfolian y reducen el aspecto de poros abiertos en la piel. Un tratamiento exfoliante y casero con papaya ofrece los mismos beneficios que los que te ofrecen las clínicas costosas. Con solo un trozo de papaya madura debidamente triturada, mezclada con unas gotas de limón y aplicada de manera exfoliante por la cara y el cuello enjuagado con agua fría le darán a tu piel un aspecto renovado, liso, sano, fresco y renovado. Úsala una o dos veces por semana.
acne no mas pdf
Ahora ya sabes por qué los tratamientos caseros y naturales son mucho más económicos y te brindan los mismos resultados que los tratamientos químicos que se aplican en las clínicas más costosas. Si quieres descubrir muchas otras alternativas para encontrar el tratamiento exfoliante que precisa tu tipo de piel, solo da un click en el sitio indicado y te darás cuenta que el cuidado de la piel no precisa de un gasto excesivo ni de pérdidas de tiempo acudiendo a citas que requieren de horas de espera.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.