Dieta para el embarazo – 4 alimentos para tener bebés saludables

Aceite de hígado de pescado

El aceite del hígado de pescados se nombra acertadamente, pues este suplemento se hace del hígado de pescados.
libro milagro para el embarazo
Este aceite es rico en DHA y EPA, que son ambas formas de ácidos grasos Omega-3.

Estos ácidos son responsables del desarrollo fetal del ojo y del cerebro en el útero.

Un estudio en la revista americana de nutrición clínica encontró que las mujeres que consumían aceites de pescado durante el embarazo producían bebés con mejores patrones de sueño.

El aceite de hígado de pescado también contiene vitamina D, que puede ayudar a proteger a las madres embarazadas de la preeclampsia.

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para potenciar tu fertilidad y quedar embarazada >>>

El tomar aceite de hígado de bacalao durante el embarazo temprano puede ayudar a los bebés a tener un mayor peso al nacer, y puede disminuir el riesgo de enfermedad más tarde en la vida.

También contiene altos niveles de retinol, que pueden dañar al feto si se toman con demasiada frecuencia.
libro milagro para el embarazo
Las mujeres que consideran tomar aceite de hígado de pescado durante el embarazo no deben exceder una cucharada al día.

Nueces

Las nueces son una gran manera de obtener sus minerales durante el embarazo.

Los cacahuetes, las nueces y las lentejas son bocadillos excelentes que están llenos de vitaminas y minerales (como el magnesio, el selenio, el manganeso, el cobre, la vitamina E, el potasio y el calcio).

El selenio es maravilloso para el sistema inmune sano, y tiene características antioxidantes fuertes (que protegerán sus células contra daño).

Se supone que las mujeres ingieren 800 miligramos de magnesio durante el embarazo, lo que hace que las nueces sean una excelente opción para este mineral de construcción ósea.

El magnesio también puede ayudar a prevenir el parto prematuro y el SIDA en el desarrollo del sistema nervioso de su bebé.

Las nueces son también una gran fuente vegetal de Omega-3, que contribuye al cerebro en crecimiento de su bebé.

Además, las leguminosas son ricas en Vitamina B9 (folatos), que pueden ayudar a prevenir infecciones, enfermedades y otros problemas durante y después del embarazo.

Cebolletas

Las cebolletas contienen fibra, hierro y folato, que son todos los nutrientes esenciales requeridos para un bebé sano y en crecimiento.

El ácido fólico ayuda a prevenir que su bebé tenga defectos estructurales potenciales.

El magnesio también se encuentra en la cebolleta, que puede ayudar a aliviar el estreñimiento.

Asegúrese de lavar bien las cebolletas antes de comer, lo que eliminará los productos químicos utilizados en el proceso de crecimiento.

Verduras de hoja verde

Las hortalizas de hoja verde (como las coles de Bruselas, el brócoli, la col rizada, la espinaca y los espárragos) son todas opciones ricas en folato para las mujeres embarazadas.

Un folato es una forma de vitamina B (a menudo conocida como ácido fólico).

Tomar ácido fólico puede ayudar a prevenir defectos congénitos en la columna vertebral y el cerebro del bebé.

Debido a que los defectos congénitos ocurren dentro de las primeras 4 semanas del embarazo, los doctores recomiendan a menudo que usted comience a tomar el folato si usted está planeando quedar embarazada.

Los vegetales de hojas verdes también contienen hierro, manganeso, potasio y fibra.

Como su volumen sanguíneo se expande durante el embarazo, su cuerpo requiere más potasio de lo normal.
libro milagro para el embarazo
Esta condición hace que los vegetales verdes frondosos sean una gran opción en su dieta del embarazo.

5 consejos para quedar embarazada rápido y naturalmente

>>> Revisa aquí la guía Milagro para el Embarazo <<<

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.