Beneficios del cardo lechero

Has escuchado hablar alguna vez del “cardo lechero”? Si no ha sido así, entonces este es el momento y el sitio preciso para compartir contigo el “descubrimiento” casi milagroso (lo digo con propiedad por sus altos beneficios) de esta planta para que la incluyas dentro de tu lista de confianza y en el uso de tus medicinas naturales.

Voy a escribirte primero un poco sobre las características de esta planta, incluyendo también los estudios más recientes. Puede que quizá hasta la tengas en tu jardín:

Esta planta pertenece a la familia Asteraceae y la puedes identificar por sus hermosas flores rojo-púrpura y las finísimas hojas delgadas que rodean al botón floreciente. Es originaria del sur de Europa y de algunos países de Asia pero su cultivo se ha extendido a todo el mundo. Su altura está dentro del rango de un pie hasta las 79 pulgadas y actualmente es altamente conocida como tratamiento contra las diversas formas de toxicidad.

>>> revisa aquí más de 250 recetas quema grasa para bajar de peso >>>

Voy a describirte a continuación algunos de sus muchos beneficios aunque la información completa la encontraras en el enlace que aparece al final del artículo.

· Es un excelente elixir para el hígado por su contenido en silimarina. El extracto de cardo de leche tiene una potente mezcla de compuestos que ayudan a eliminar TODOS los agentes tóxicos de tu cuerpo y que se alojan en el hígado.

· Tiene características antioxidantes y antiinflamatorias.

· Bloquea la acción de los radicales libres.

· Aumenta y regenera el sistema inmunológico.

· Actúa como protector de los órganos más importantes del cuerpo como el corazón y el hígado.

· Es una excelente adición a su dieta y a su vida saludable.

El uso del cardo lechero se remonta desde el primer siglo de nuestra era y fue descubierta por un naturalista romano que descubrió las propiedades medicinales que contenía la planta. Los soldados del ejército romano de la época fueron tratados de las mordeduras de serpiente por sus médicos con la ingestión de esta planta, aumentando sustancialmente sus posibilidades de supervivencia debido a la naturaleza purgante de los componentes de la planta, permitiendo que el hígado pudiera filtrar el veneno antes, evitando desenlaces fatales. Durante el siglo XIX ya la comprensión y los beneficios del cardo lechero se habían hecho más científicas.
cocina metabolica
En Alemania, algunos médicos desarrollaron una tintura hecha con las semillas de la planta, extrayendo los ingredientes activos de la planta para aplicarlos en la medicina durante el tratamiento de estados de alta toxicidad, daño hepático y limpieza intestinal. Pero hoy en día los científicos han descubierto una serie de usos nuevos en el uso de esta planta y sus extractos.

Por estos estudios recientes se ha descubierto otros atributos de esta planta como mitigadora del daño causado por envenenamientos así como también para mejorar los síntomas de la hepatitis y las intoxicaciones químicas.

Por ser originaria del sur de Europa su uso solo se conocía en la medicina tradicional alemana, reconociendo su eficacia por más de 2000 años. Actualmente se cultiva en forma comercial de forma predominante en Austria, Alemania y Polonia. Se siembra entre marzo y abril y se cosecha durante el mes de agosto. Su recolección debe esperar dos semanas después de la floración de la planta.

Esta planta ha llegado a ser tan popular que su cultivo se ha extendido a otras partes del mundo y hoy en día hasta se considera una maleza invasiva en los jardines pudiendo ser un factor de riesgo en los ecosistemas endémicos si se deja crecer de forma incontrolable por lo que la garantía de que puedas encontrarla en tu jardín, resulta realmente cierta. En Sudamérica la planta se encuentra más fácilmente en Argentina y eso demuestra la gran capacidad de la planta de prosperar en cualquier clima.

Como dato de interés te puedo asegurar que los beneficios del extracto de cardo lechero no se conocen aun completamente pero ha sido una de las plantas más estudiadas por los científicos en los últimos cinco años. Aparte de los beneficios antitoxicológicos y depurativos de la planta los beneficios extras todavía se encuentran bajo estudio pero esta información completa la obtendrás con solo un clic sobre el link de abajo.

Otro de los beneficios es el aumento de la calidad y el volumen de la leche materna por lo que el beneficio se extiende hasta los lactantes. Este beneficio está comprobado químicamente y es altamente significativo. Otro beneficio activo es el de equilibrar y reforzar el sistema inmunológico en personas sensibles a este tipo de deficiencias.

Recomendado altamente para pacientes con VIH en estado de riesgo de experimentar un caso severo de cualquier dolencia infecciosa. Aún no se han establecidos las causas de esta acción sanadora en estos casos pero si se conoce de su eficiencia. Las investigaciones futuras seguramente obtendrán resultados valiosos.

Dentro de sus datos nutricionales se ha concluido que el cardo de leche no contiene calorías por lo que su consumo no provocara que aumentes un solo gramo ni tampoco que experimentes ningún efecto nocivo, muy al contrario se ha asociado con la pérdida de grasa en el organismo.

Muchas personas optan por evitar la presentación refinada del producto ya que el consumo directo proporciona mejor cantidad de compuestos activos y de fibra que no conseguirás en los extractos aunque también debo advertirte que si bien el cogollo, las hojas, el tallo y la semillas de la planta son comestibles, también resultan muy amargas al paladar.

Si quieres obtener mucha más información al respecto, ingresa al siguiente link. Allí encontraras muchas maneras de consumición que disminuirán el efecto de amargor de la planta y te enseñará a usarla en la cocina y terapéuticamente de diferentes maneras.

haz click aquí para revisar Cocina Metabólica.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.