Tomando la decisión de terminar tu matrimonio

Si estás pensando en terminar tu matrimonio, es probable que estés enfrentando una de las decisiones más difíciles de tu vida adulta. Muchas personas lo piensan durante mucho tiempo antes de tomar una decisión firme sobre si quedarse o irse. Si estás agonizando sobre la decisión de solicitar o no el divorcio, hay pasos que puedes tomar en este proceso.

Áreas de tu vida afectadas negativamente por la indecisión
Considera estos efectos de estar en un estado de incertidumbre:

Tú trabajo: tu trabajo puede estar en peligro debido al mal humor y la falta de atención.

>>> técnicas efectivas para recuperar el amor y la pasión en tu matrimonio

Tus otras relaciones: tus hijos, amigos y otros miembros de la familia pueden sentir tu tristeza, frustración, impaciencia, miedo, enojo e indecisión.

Tú salud: su salud también se verá comprometida si no estás durmiendo bien o si no estás haciendo ejercicio y comiendo alimentos saludables.

Razones primarias de la gente para quedarse en el matrimonio

Para muchas parejas, la cantidad de tiempo que ya han invertido en sus matrimonios tiene mucho que ver con su decisión de quedarse o irse. En general, es más fácil para una pareja joven casada, divorciarse y comenzar una nueva vida que para las parejas que han estado juntas una década o más.

¿Estás mejor casado o divorciado?

Solo tú sabes la respuesta a la pregunta de si es mejor quedarse casado o divorciarse. A veces vale la pena salvar un matrimonio y otras no. Es importante enfrentar las realidades, y no solo la fantasía, del divorcio.

Al tomar este tipo de decisión que cambia la vida, reconoce lo que perderás y no cuentes con lo que puedes recibir: Si tu principal razón para querer el divorcio es porque no está contento, volver a ser soltero quizás no te haga más feliz. .

Preguntas para hacerte a ti mismo:

¿Sientes que no tienes nada más que dar a tu matrimonio?
¿Se ha agotado todo el perdón, la esperanza y la paciencia en tu corazón?
¿Sientes indiferencia hacia tu pareja?
¿Tu pareja te trata mal o muestra indiferencia?
¿Hay una completa falta de intimidad? ¿No solo el sexo, sino también la intimidad emocional, el afecto y la risa?
¿Ha habido una larga historia de adicción, abuso o infidelidad?

Si has respondido afirmativamente a estas preguntas, puedes estar en el punto de no retorno en tu relación matrimonial. Sentirse indiferente o desapegarse emocionalmente es una señal fuerte de que tu matrimonio ha terminado.

Qué hacer antes de tomar cualquier decisión importante

* Intenta reducir el estrés en tu vida.

Mantente en un terreno estable para poder manejar lo que se te presente.
Diseña un plan de supervivencia o de respaldo para tener más sentido de control sobre tu vida. Puede que nunca tengas que usarlo, pero es bueno tenerlo de todos modos.

*Si tu seguridad física o emocional depende de estar separado de tu pareja, debes hacerlo como una prioridad.

*Es posible que necesites un poco de tiempo para ver tu matrimonio con mayor claridad. Alejarse incluso solamente durante un fin de semana, puede ayudarte a resolver las cosas.

*Busca yuda profesional

Si estás pensando en divorciarte, consulta a un consejero profesional autorizado que trabaje con parejas, incluso si vas solo.

Asegúrate de ver a alguien con una buena cantidad de experiencia en el trabajo de parejas.

*Seguir adelante

Cuando sea el momento de tirar la toalla, es probable que lo sepas. Experimentarás un momento de claridad en cuanto a lo que necesitas hacer.
recuperar-mi-matrimonio
Si tomas la decisión de divorciarte, sé bueno contigo mismo. Recuerda que si tu matrimonio fracasa, no significa que seas un fracaso. Algunas relaciones insalubres no están destinadas a tener éxito. A veces, las personas intentan dar sentido a algo que no tiene sentido o no se puede resolver.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.