Tratamientos caseros y tramientos médicos para las hemorroides

Las hemorroides a menudo no causan ningún problema y las personas pueden ni siquiera darse cuenta de que las tienen. Si una persona tiene hemorroides pero no tiene síntomas, no necesita tratamiento. Si las hemorroides causan dolor o recurren con frecuencia, puede ser necesario un tratamiento más definitivo.

tratamiento quitar hemorroides

Afortunadamente, hay muchas opciones diferentes para controlar las hemorroides que van desde tratamientos en el hogar y sin receta hasta procedimientos quirúrgicos. También hay muchos pasos que una persona puede tomar para reducir el riesgo de desarrollar hemorroides y ayudar a evitar que regresen.

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para terminar con las hemorroides >>>

En casa y sin receta
Los tratamientos más fáciles y asequibles para los síntomas asociados con las hemorroides se pueden hacer o realizar en casa o comprar sin receta. Éstos incluyen:

  • Cremas, ungüentos o toallitas tópicas (como Tucks)
  • Baños calientes de asiento (20 minutos en la bañera después de defecar)
  • Usar compresas de hielo para ayudar a reducir la hinchazón
  • Mantener una higiene anal y perianal adecuada
  • Evitar estar sentado por mucho tiempo cuando sea posible o usar un cojín para aliviar el dolor y las molestias.
  • Tener una evacuación intestinal tan pronto como sienta el impulso en lugar de sostenerlo
  • No pasar largos períodos de tiempo en el baño y evitar el esfuerzo
  • Evitar levantar objetos pesados ​​u otras actividades que tensan los músculos abdominales
    hemorroides control
    A algunas personas les resulta útil establecer una rutina intestinal. Esto puede incluir establecer una hora específica del día (como después del desayuno) para darse tiempo para ir al baño e intentar evacuar.

Si bien pasar demasiado tiempo en el baño puede provocar hemorroides, también es importante no sentirse apurado o tener deposiciones incompletas.

Ajustes de estilo de vida
Se pueden hacer varios cambios y ajustes en el estilo de vida no solo para aliviar los síntomas de las hemorroides, sino también para ayudar a evitar que regresen después del tratamiento, o estos consejos pueden incluso disminuir la posibilidad de que alguien tenga hemorroides en primer lugar.

Si bien ciertos factores (como la herencia) no se pueden cambiar, existen otros factores de riesgo para las hemorroides que una persona puede cambiar desarrollando proactivamente hábitos más saludables.

Consejos para controlar las hemorroides
Ejercicio
Tener una dieta saludable (más fibra)
Beber abundante agua
Es ideal hacer más ejercicio, pararse cuando sea posible o evitar sentarse de manera prolongada. Sin embargo, tenga en cuenta que no todo el ejercicio es beneficioso: el ejercicio extremo con mucho esfuerzo y el levantamiento de pesas pueden incluso empeorar las hemorroides.

Especialmente si tiene sobrepeso u obesidad, hacer cambios en su dieta y nivel de actividad para promover una pérdida de peso saludable también ayuda con el manejo de las hemorroides. Asegúrese de beber mucha agua también, ya que la deshidratación puede causar estreñimiento (lo que puede provocar hemorroides).

Los ablandadores de heces pueden ser útiles para prevenir el estreñimiento (que puede provocar hemorroides), pero no se deben usar en exceso los laxantes y los enemas, ya que pueden provocar o incluso empeorar las hemorroides.

Si la diarrea crónica o frecuente está causando hemorroides, descubrir la causa de los cambios intestinales (como una alergia alimentaria o una afección como la enfermedad de Crohn) y tratarla también ayudará a tratar las hemorroides.

Para casos más graves de hemorroides, o aquellas que continúan regresando después del tratamiento en el hogar, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.

Procedimientos
Existen varios procedimientos que pueden usarse para tratar quirúrgicamente las hemorroides, y un médico ayudará al paciente a decidir cuál es la mejor opción.

Ligadura con banda elástica

También llamado «bandas», este procedimiento corta el suministro de sangre al tejido. Después de aproximadamente una semana, el tejido se marchita y la hemorroide se cae. Algunos profesionales médicos pueden realizar el procedimiento en la oficina, mientras que otros preferirán hacerlo en una sala de operaciones.

Hay una recuperación mínima involucrada, y los pacientes generalmente pueden irse a casa y reanudar la actividad normal el mismo día.

Procedimientos de cauterización

El uso de tecnología de radiación infrarroja, crioterapia, electrocauterización y láser también se usan a veces para tratar las hemorroides que no han respondido a los remedios caseros y los procedimientos de bandas.

Escleroterapia

La escleroterapia inyecta productos químicos en el tejido para hacer que la vena se encoja. Si bien es un procedimiento rápido que se puede realizar en el consultorio del médico, no siempre es una solución permanente.

Hemorroidectomía

Esto definitivamente trata las hemorroides severas al eliminarlas quirúrgicamente por completo. La recuperación del procedimiento puede ser muy dolorosa y existen posibles complicaciones, incluido el daño a los músculos que controlan el intestino.

Debido al dolor y al riesgo, la cirugía para eliminar las hemorroides solo se realiza cuando ningún otro tratamiento ha funcionado y si la hemorroide se estrangula o se ha formado un coágulo.

Existen varias otras técnicas quirúrgicas que potencialmente pueden usarse para tratar las hemorroides. Si un profesional médico cree que las hemorroides de una persona necesitan tratamiento quirúrgico, trabajarán con el paciente para revisar las opciones de tratamiento disponibles y elegir el que mejor se adapte al caso del individuo.

¿Desea eliminar las hemorroides? Use estos 3 remedios caseros

>>> revisa aquí el mejor tratamiento natural para terminar con las hemorroides >>>

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.