Archivo de la etiqueta: Depresión y Dieta

Dieta y depresión

La Depresión es una enfermedad muy común y grave que afecta negativamente la forma en que se siente, en que piensa y en cómo actúa una persona. Afortunadamente, también es tratable.

No todas las personas deprimidas requieren tratamiento médico. Las opciones de tratamiento para los pacientes con depresión incluyen medicamentos, terapia y cuidado personal. El cuidado personal incluye cosas como el sueño, la actividad física y la dieta, y es tan importante como los medicamentos y la terapia, a veces más.

Al aconsejar a los pacientes sobre el cuidado personal, usualmente los médicos no tienen suficiente tiempo para entrar en el tema de la dieta. Las recomendaciones con respecto a la dieta y estilo de vida son indispensables para una buena salud, ya que hay una abrumadora evidencia que respalda los beneficios de una dieta y un estilo de vida saludables para casi todo: prevención de enfermedades cardiovasculares, cáncer, demencia y trastornos de salud mental, incluida la depresión.

Dieta y bienestar emocional

La dieta es un componente tan importante de la salud mental que ha inspirado todo un campo de la medicina llamado psiquiatría nutricional. La especialista en medicina mental y corporal Eva Selhub, MD ha escrito un excelente resumen de lo que es la psiquiatría nutricional y lo que significa.

En pocas palabras lo que comemos importa para todos los aspectos de nuestra salud, pero especialmente para nuestra salud mental. Varios análisis de investigación recientes que analizan múltiples estudios respaldan que existe un vínculo entre lo que uno come y específicamente nuestro riesgo de depresión.

Un importante análisis concluyó lo siguiente:  “Un patrón dietético caracterizado por una alta ingesta de frutas, verduras, granos enteros, pescado, aceite de oliva, productos lácteos bajos en grasa, antioxidantes y una baja ingesta de alimentos de origen animal se asoció aparentemente  con un menor riesgo de depresión. Un patrón dietético caracterizado por un alto consumo de carne roja o procesada, granos refinados, dulces, productos lácteos altos en grasa, mantequilla, papas y salsa alta en grasa, y una baja ingesta de frutas y verduras se asocia con un mayor riesgo de depresión.”

Sigue leyendo

Share